Redentor precioso, ven

Redentor precioso, ven;
Tú, del mundo la esperanza;
Mi rescate y sumo bien,
Ven, en Ti mi fe descansa.
Tu hermosura singular,
Cristo espero contemplar.

Entra en este corazón,
Santo Rey y Dios sublime;
Haz en mí tu habitación,
Todo mal en mí suprime:
¡Qué tesoro encuentro en Ti
Cuando moras Tú en mí!

Ramos tiendo a Ti, Señor,
Con hosannas de victoria:
Tributarte adoración
Es mi anhelo y suma gloria.
Respondiendo a tu favor,
Canto siempre tu loor.

De David Hijo y Señor,
A los tuyos sé propicio.
Llénenos, ¡oh Bienhechor!,
De tu gracia el beneficio.
Oye el canto de tu grey:
¡Gloria, hosanna a nuestro rey! Amén.

<bgsound src="mid/meinemjesumlassichnicht.mid" loop=true>

"Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas! " (Marcos 11:9,10)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Johann Gottfried Olearius
Traducción:  Albert Lehenbauer

Tonada: Meinem Jesum Lass Ich Nicht

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Marcos 11:1-11

Clasificación
Dios Hijo: Adviento
Dios Hijo: Entrada triunfal
Dios Hijo: Segunda Venida

Otros tópicos relacionados
Dios Hijo: Navidad