Despertad, la voz nos llama

¡Despertad! A todos llama
Del guarda fiel la gran proclama:
¡Despierta, pueblo de David!
Ya la media noche suena,
Venid a la celeste cena;
Prudentes vírgenes salid.
Al regio esposo ved,
La lámpara encended.
¡Aleluya!
Presto acudid al adalid;
Con júbilo a sus bodas id.

Escuchando el dulce canto,
Jerusalén con gozo santo
Despierta, alegre, pronta está.
El esposo que desciende
Del cielo, los espacios hiende,
Su blanca aurora brilla ya.
¡Bendito Salvador!
Clamemos con fervor
El hosanna.
Luz celestial, guía al mortal
A aquella fiesta triunfal.

¡Gloria a El! cantad, querubes
Por sobre las más altas nubes
Con arpas de sonora voz.
¡Doce perlas los portales
De las moradas celestiales
Que al fiel creyente abiertos son!
Jamás se contempló,
Ni oído humano oyó
Tanto gozo.
A disfrutar id y a cantar
El aleluya sin cesar.

<bgsound src="mid/wachetauf.mid" loop=true>

"Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!" (Mateo 25: 6)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Philipp Nicolai
Traducción:  Federico Fliedner

Tonada: Wachet Auf

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Mateo 25: 1-13

Clasificación
Dios Hijo: Segunda Venida