Cabeza ensangrentada

Cabeza ensangrentada,
Cubierta de sudor,
De espinas coronada,
Y llena de dolor:
¡Oh celestial cabeza,
Tan maltratada aquí,
Tu sin igual belleza
Es gloria para mí!

Cubrió tu noble frente
La palidez mortal,
Cual velo transparente
De tu sufrir señal.
Cerróse aquella boca,
La lengua enmudeció:
La fría muerte toca
Al que la vida dio.

Señor, lo que has llevado,
Yo solo merecí;
La culpa que has pagado
Al juez, yo la debí.
Mas, mírame; confío
En tu cruz y pasión.
Otórgame, Bien mío,
La gracia del perdón.

Agradecido, vengo
A Ti, mi Redentor,
Por tu bondad sin cuento,
Tu muerte y tu dolor.
Aquí prometo y juro
Que te obedeceré,
Amigo fiel, seguro
Consumador de fe.

En mi última agonía,
Revélame tu faz;
Tu cruz será mi guía,
En paz me llevarás;
Tu imagen contemplando
Entrego mi alma a Ti,
Sólo en tu cruz confiando.
¡Feliz quien muere así!

<bgsound src="mid/passionchorale.mid" loop=true>

"y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha..." (Mateo 27:29 a)

Traducción del latín al alemán por Paul Gerhardt; al castellano por Federico Fliedner.

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Bernardo Claraval
Traducción:  Federico Fliedner Paul Gerhardt

Tonada: Passion Chorale

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Mateo 27:26-32
Mateo 27:33-50

Clasificación
Dios Hijo: Pasión y Muerte