Oh Cristo, mi deseo a Ti volando va

¡Oh Cristo! Mi deseo a Ti volando va;
Mi fe y mi confianza sustenta sin cesar,
¡Oh dulce Dueño mío, amparo del mortal!
¡Oh dulce Dueño mío, amparo del mortal!

Yo sé que Tú sufriste la muerte por lavar
La culpa de los hombres, dejándoles tu paz:
Por eso en Ti confío, Cordero celestial.
Por eso en Ti confío, Cordero celestial.

¡Oh, cristalina fuente! ¡Oh, limpio manantial!
Bendito Tú que ofreces consuelo sin cesar,
Que sanas las heridas y quitas la maldad,
Que sanas las heridas y quitas la maldad.

Jesús, ¡oh Dueño mío!, desciende, baja ya
En busca de los tuyos, que claman con afán
Por su pastor divino, eterno, celestial;
Por su pastor divino, eterno, celestial. Amén.

<bgsound src="mid/blairgowrie.mid" loop=true>

"Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí; Porque en ti ha confiado mi alma, Y en la sombra de tus alas me ampararé Hasta que pasen los quebrantos." (Salmo 57: 1)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Pedro Castro

Tonada: Blairgowrie

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Hebreos 4:16
Salmo 57: 1

Clasificación
Vida Cristiana: Fe y confianza
Vida Cristiana: Protección y consuelo