Paz, paz, cuán dulce paz

En el seno de mi alma una dulce quietud
Se difunde inundando mi ser,
Una calma infinita que sólo podrán
Los amados de Dios comprender.

Coro:
¡Paz!, ¡paz!, ¡cuán dulce paz!
Es aquella que el Padre me da;
Yo le ruego que inunde por siempre mi ser,
En sus ondas de amor celestial.

Qué tesoro yo tengo en la paz que me dio,
Y en el fondo del alma ha de estar
Tan segura que nadie quitarla podrá
Mientras miro los años pasar.

-Coro-

Sin cesar yo medito en aquella ciudad
Do al Autor de la paz he de ver,
Y en que el himno más dulce que habré de cantar
De Su paz nada más ha de ser.

-Coro-

Alma triste que en rudo conflicto te ves,
Sola y débil tu senda al seguir,
Haz de Cristo tu amigo, pues fiel siempre es,
¡Y Su paz tú podrás recibir!

-Coro-

<bgsound src="mid/wonderfulpeace.mid" loop=true>

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo." (Juan 14:27)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  Warren D. Cornell
Traducción:  Vicente Mendoza

Tonada: Wonderful peace

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Juan 14:27

Clasificación
Vida Cristiana: Paz y gozo