Hoy, por los santos que descansan ya

Hoy, por los santos que descansan ya,
Después de confesarte por la fe,
Tu nombre, oh Cristo, hemos de alabar.
¡Aleluya! ¡Aleluya!

Tú fuiste amparo, roca y defensor;
En la batalla, recio Capitán;
Tu luz venció las sombras del temor.
¡Aleluya! ¡Aleluya!

Oh bendecida y santa comunión
De los que aún luchan o en la gloria están;
Un solo cuerpo, porque tuyos son.
¡Aleluya! ¡Aleluya!

Y cuando ruda la batalla es,
Del cielo se oye un cántico triunfal;
Se afirma el brazo, vence al fin la fe:
¡Aleluya! ¡Aleluya!

La aurora eterna ya despuntará;
Las huestes fieles llegarán al Rey,
Cantando alegres a la Trinidad:
¡Aleluya! ¡Aleluya!

<bgsound src="mid/sinenomine.mid" loop=true>

"Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios." (Hebreos 12: 1,2)

Bajar PDF - letra y música
NWC - letra y música

Autor:  William W. How
Traducción:  F. Pagura

Tonada: Sine Nomine

Lista de tonadas con igual metro

Pasajes Bíblicos relacionados:
Hebreos 12: 1,2

Clasificación
La Iglesia: La Iglesia en general
Vida Cristiana: Lealtad y valor