Marcos 11:1-11

"11:1 Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, 11:2 y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. 11:3 Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá. 11:4 Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. 11:5 Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? 11:6 Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. 11:7 Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. 11:8 También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. 11:9 Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! 11:10 ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas! 11:11 Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce."

(Marcos 11:1-11)


Himnos relacionados:
- Cabalga majestuoso
- Redentor precioso, ven