Salmo 104:10-24

"104:10 Tú eres el que envía las fuentes por los arroyos; Van entre los montes; 104:11 Dan de beber a todas las bestias del campo; Mitigan su sed los asnos monteses. 104:12 A sus orillas habitan las aves de los cielos; Cantan entre las ramas. 104:13 El riega los montes desde sus aposentos; Del fruto de sus obras se sacia la tierra. 104:14 El hace producir el heno para las bestias, Y la hierba para el servicio del hombre, Sacando el pan de la tierra, 104:15 Y el vino que alegra el corazón del hombre, El aceite que hace brillar el rostro, Y el pan que sustenta la vida del hombre. 104:16 Se llenan de savia los árboles de Jehová, Los cedros del Líbano que él plantó. 104:17 Allí anidan las aves; En las hayas hace su casa la cigüeña. 104:18 Los montes altos para las cabras monteses; Las peñas, madrigueras para los conejos. 104:19 Hizo la luna para los tiempos; El sol conoce su ocaso. 104:20 Pones las tinieblas, y es la noche; En ella corretean todas las bestias de la selva. 104:21 Los leoncillos rugen tras la presa, Y para buscar de Dios su comida. 104:22 Sale el sol, se recogen, Y se echan en sus cuevas. 104:23 Sale el hombre a su labor, Y a su labranza hasta la tarde. 104:24 ¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; La tierra está llena de tus beneficios."

(Salmo 104:10-24)


Himnos relacionados:
- Quién puede hacer las flores?